Termografía aplicada a la detección febril – Covid-19

TERMO-COVID web

La termografía es una tecnología que nos permite detectar la temperatura superficial de los objetos en función de su emisividad. Tiene infinidad de aplicaciones en la industria, edificación, control de incendios, vigilancia y una creciente relevancia en la medicina.

En la actualidad nos encontramos sumidos en una pandemia provocada por el COVID-19. Las enfermedades virales, y en concreta ésta, han demostrado a lo largo de la historia que suelen propagarse con facilidad, tienen crecimientos de contagio exponenciales y son difíciles de mitigar. Se ha demostrado que un control exhaustivo en el flujo de las personas y confinamiento es la mejor herramienta para frenar el contagio.

La Termografía en este caso, se ha convertido en una herramienta vital para poder controlar de forma rápida, precisa y en masa, la temperatura de las personas y poder así servir de filtro para detectar posibles síntomas febriles que pudieran estar relacionados con un origen vírico.

El rango de temperatura corporal de una persona, dependiendo de la hora del día, sexo y otros factores puede oscilar entre los 36 y 37,8ºC. A partir de ahí, podemos decir que la persona tiene fiebre o hipertermia.AMADOR3

Desde Arquitecsolar, trabajamos para aportar soluciones a medida de equipos complentos formados por cámara termográfica, software, asesoramiento, implantación y mantenimiento de los sistemas. Incorporamos también un paquete de formación básica para el uso e interpretación de medidas destinado a diferentes niveles técnicos: supervisor y analista.

Con nuestra tecnología hacemos fácil el uso y entenimiento de la termografía, implementando sistemas de detección automática, alarmas visuales e incluso acústicas para valores establecidos como umbrales no aptos.

Algunas de las aplicaciones son en los accesos a diversos espacios como son: edificios de empresas, edificios públicos, Hospitales, empresas del sector sanitario y de investigación, salas blancas o aeoropuertos, entre otros.

De forma fácil y rápida podemos, a la vez que se atiende a la persona en la entrada de un edificio, estar controlando su temperatura para determinar si pueden o no ser aptas para su acceso en el caso de las prioridades de seguridad establecidas por la empresa u organismo público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *